El día 5 de octubre la Pontificia Universidad Católica de Chile presentó a la Dirección de Estudios de la Corte Suprema los resultados de la Encuesta Nacional de “Necesidades jurídicas y cursos de acción del ciudadano ante las barreras de acceso a la justicia” aplicada durante los meses de enero y febrero de 2020.

En el marco del estudio “Necesidades jurídicas y cursos de acción del ciudadano ante las barreras de acceso a la justicia” el día lunes 5 de octubre, se llevó a cabo el taller de presentación de resultados de la encuesta, denominada bajo el mismo nombre, aplicada por la Pontificia Universidad Católica –institución a cargo de ejecución del estudio- durante los meses de enero y febrero del presente año. Esta encuesta fue aplicada a personas de 18 años y más residentes de distintas comunas urbanas y rurales del país y tuvo como objetivos “caracterizar aquellas necesidades jurídicas, problemas y/o conflictos de la población identificando su tipología, prevalencia, curso que pudiere tomar, resultado y satisfacción de éste” e “Identificar las principales barreras de acceso a la justicia que experimenten las personas cuando tienen una necesidad jurídica”

La encuesta presentó como estructura 8 módulos agrupados en 4 Ítems que se detallan:

De los principales resultados, se presentó que un 76,6% de la población reportó al menos un problema en los últimos dos años. Se identificó que estos problemas no se distribuyen de manera equitativa en la población, observándose como principales factores que influyen en su prevalencia la región, edad y nivel educacional.

Entre otros hallazgos, se presentó que los problemas con mayor prevalencia corresponden principalmente a “Productos y Servicios” particularmente aquellos problemas relacionados con servicios contratados (telefonía, tv cable, etc.), con empresas proveedoras de servicios básicos y compra o entrega de productos. También, las deudas (no poder pagar una tarjeta de crédito o de casa comercial), el obtener tratamiento o recibir atención en salud, la contaminación medioambiental en su hogar, barrio o comunidad y los conflictos vecinales reflejan una mayor prevalencia en relación a otros problemas justiciables.

Por último, con relación al curso de acción que tomaron o no las personas para resolver el problema, se explicó que un alto porcentaje de ellos  “no hace nada para resolver el problema” o “lo resuelve por cuenta propia” no dando curso a la búsqueda de ayuda en el sistema legal.