El pasado 24 de enero, la Cámara de Diputados aprobó con 127 votos a favor, uno en contra y una abstención la creación del ‘Servicio Nacional de Protección Especializada a la Niñez y la adolescencia y modifica normas legales que indica’, enviándose como segundo trámite constitucional a evaluación del Senado.

El nuevo Servicio, que dependerá del Ministerio de Desarrollo Social, tendrá por objeto ‘la protección especializada de niños, niñas y adolescentes, entendida como el diagnóstico, la restitución del ejercicio de los derechos vulnerados de niños, niñas y adolescentes debido a abuso sexual, maltrato en cualquiera de sus formas, explotación sexual o laboral, negligencia grave o abandono, y la reparación de las consecuencias provocadas por dichas vulneraciones’.

Importante destacar que el nuevo Servicio ‘ejercerá sus funciones con un enfoque familiar’, es decir entenderá al niño, niña o adolescente en el contexto de su entorno y deberá ‘reconocer y garantizar el respeto de sus derechos reconocidos tanto en la legislación nacional como en tratados internacionales vigentes y ratificados por el Estado de Chile.

Por último, la revinculación familiar será uno de los principales objetivos, orientando sus intervenciones a este eje, salvo que no proceda de acuerdo a lo establecido por los Tribunales de Familia.