Ceremonia realizada en el Palacio de Tribunales encabezada por la Presidenta Michelle Bachelet

El día 3 de noviembre, en una ceremonia realizada en el Palacio de Tribunales encabezada por la Presidenta Michelle Bachelet, con la asistencia de la Ministra de Justicia Javiera Blanco y el Presidente de la Corte Suprema Sergio Muñoz, entre otras autoridades, fueron promulgadas dos nuevas leyes que buscan reforzar y optimizar el sistema de administración de justicia.

Las dos nuevas leyes son la 20.876 y 20.875. La primera contempla la creación de 3 nuevos tribunales de justicia en las comunas de Alto Hospicio, Mejillones y Cabo de Hornos, respondiendo de este modo al aumento demográfico y dificultades de acceso a la justicia registrado en aquellas localidades. La iniciativa contempla además, la redistribución de 77 jueces que estaban pendientes de nombramiento en la Región Metropolitana, utilizando dichos cargos para cubrir la demanda creciente de otros tribunales del país.

La otra ley, en tanto, elimina la regla del turno que regía en materia de distribución de causas en aquellos tribunales que no son asiento de Corte de Apelaciones. De esta manera, se busca perfeccionar el actual sistema -que exhibe evidentes desequilibrios en la carga de trabajo de esos tribunales- y establecer un esquema más objetivo, equitativo y transparente basado en el mismo método de distribución electrónica que opera en las ciudades asiento de Corte de Apelaciones.