Los días 18 y 19 de diciembre pasado, el Pleno de la Corte Suprema celebró una inédita jornada abocada al estudio de las instituciones vinculadas a la jurisdicción y al Poder Judicial que probablemente serán objeto de especial discusión en el proceso de generación de una nueva Carta Fundamental.  Las referidas jornadas fueron acompañadas de un trabajo intenso de la Dirección de Estudios del citado tribunal, órgano que tuvo a su cargo la preparación de la información vertida en ellas y las presentaciones que fueron expuestas por sus propios integrantes en dicha instancia, tomando nota del debate para la generación de los acuerdos.

El resultado de las jornadas se materializó en acuerdos referentes a los principios de la jurisdicción; la concepción del Judicial como un “poder” del estado; la unidad de jurisdicción y su relevancia para la justicia; el sistema de responsabilidad de los jueces; la separación de las funciones jurisdiccionales de las que no lo son, y la concentración de estas últimas –referidas a formación y capacitación, nombramientos y carrera funcionaria, la responsabilidad disciplinaria y la administración y gestión de recursos- en un órgano externo, cuya composición puede ser interna, externa o mixta, pero en cualquier caso aseguradora de la independencia judicial.  También se adoptaron acuerdos acerca de la autonomía financiera del Poder Judicial; el rol de la figura de la superintendencia directiva, correccional y económica; el rol jurisdiccional de la Corte Suprema, relevando la importancia de la función de tutela de garantías constitucionales que hoy desempeña; la debida coordinación en las competencias del Tribunal Constitucional y el Poder Judicial; la participación de la Corte Suprema en el nombramiento y remoción de otros órganos públicos; y la pertinencia de evaluar la vigencia de las normas previstas en la actual constitución y su aplicación en el contexto de una nueva Carta Fundamental, a fin de prever y resolver los eventuales problemas de aplicación en el tiempo de dichas normas y su ultra actividad.

Estas conclusiones se adoptaron, en palabras del propio presidente de la Corte Suprema, con el exclusivo propósito de ser un aporte en la entrega de insumos para el debate, con pleno respeto al espacio de deliberación que tendrán los convencionales constituyentes.

El acuerdo de Pleno lo puede encontrar a continuación: