En la celebración del 18° aniversario de la institución, el Fiscal Nacional Jorge Abbott anunció la próxima creación de una unidad que permitirá que las investigaciones penales se realicen con perspectiva de derechos humanos y género.

La idea existía hace algún tiempo ya, y finalmente en el último consejo de fiscales fue aprobada por unanimidad. El equipo de fiscales veía la necesidad de contar con una instancia a la que pudieran recurrir en busca de asesoría en materia de delitos relacionados con derechos fundamentales, así como una unidad encargada de la capacitación y la fijación de estándares en estas materias.

El enfoque de derechos humanos se traduce, en cuanto a la gestión, en que exista una mayor conciencia -indicó Abbott- respecto de que ciertos delitos como los de connotación sexual no pueden ser tolerados bajo ninguna circunstancia, y que por ende deben hacerse todos los esfuerzos por encontrar a un determinado responsable, llevarlo a juicio, lograr una condena, pero por la vía de la justicia, conseguir una mínima reparación para la víctima. Es quizás esto lo más interesante de la medida pues no solo se buscará el castigo al responsable sino el resarcimiento moral de los daños sufridos por la víctima. Precisamente, en un caso da tanta connotación como el de Nabila Rifo, se procedió de esta manera, y ha resultado en un excelente ejemplo para el Ministerio Público respecto de cómo proceder ante este tipo de hechos.

Asimismo, en Los Lagos, se encuentra uno de los impulsores de esta iniciativa: el fiscal Marcos Emilfork, quien dirige la investigación por la muerte de Lisette Villa en el Centro de Reparación Especializada de Administración Directa (Cread) Galvarino. En entrevista con El Mercurio, relata que “resultaba necesario generar políticas criminales a nivel uniforme en todo el país. Con una mirada desde la perspectiva de las víctimas más vulnerables, principalmente, infancia, adultos mayores y violencia de género.”

Vale destacar, por último, la reciente creación de la Unidad de Derechos Humanos en La Araucanía, orientada a investigar apremios, torturas y malos tratos hacia las personas “que eventualmente puedan ser víctimas ciudadanas de esa región, en particular, los más vulnerables.”

 

Fuente: El Mercurio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.