El Día Mundial del Medio Ambiente es un evento que fue establecido por la ONU desde 1972, llevándose a cabo cada 5 de junio con una temática diferente en cada celebración. Este año el tópico fue “Conectando a las Personas con la Naturaleza”. Se trató de una invitación a la reflexión sobre cómo todos somos dependientes de los recursos naturales para poder sobrevivir. Para celebrar este día se realizan múltiples actividades a nivel mundial: Concentraciones en calles, conciertos ecológicos, ensayos y competencias de afiches en escuelas y colegios, plantaciones de árboles, campañas de reciclaje y de limpieza, entre otras. Es además, un suceso que convoca a periodistas a escribir y hacer reportajes críticos acerca del medio ambiente, realizar documentales televisivos, exhibiciones fotográficas, eventos intelectuales tales como seminarios, mesas redondas y conferencias, sólo por nombrar algunos.

Comprendiendo que todas las personas somos responsables del cuidado del ambiente por formar parte de éste y ser su principal agente de cambio en un contexto humano, la DECS celebró este día con actividades que permitieron promover una actitud responsable y consciente para fomentar la cooperación grupal e individual en miras de que el desarrollo y crecimiento económico sean sostenibles.

Se realizaron algunas actividades que buscaron incentivar el reciclaje y la reutilización de desechos (bolsas y envoltorios, entre otros objetos desechables) teniendo en cuenta que el plástico genera un gran daño al planeta por su excesivo uso y su lenta degradación. Para comprender el fenómeno se desarrolló un mini taller “Fabrica tu Eco-ladrillo” como un medida de concientización y mitigación del daño que provoca el plástico. Un Eco-ladrillo reutiliza los residuos, se definen como productos que sin pasar por un proceso industrial, terminan encapsulados en una sola botella, lo que permite ahorrar energía, disminuir la generación de residuos y contribuir a un modelo de economía circular.

Además, los miembros de la Dirección trajeron plantas para sus oficinas simbolizando con ello la necesaria comunicación cotidiana con elementos de la naturaleza. Finalmente, dado el planteamiento de la problemática se invitó a todos los participantes a adoptar un cambio de actitud, comprometiéndose con pequeños actos que en concreto colaboren a construir un futuro más ecológico, respetuoso y seguro del planeta. Por ejemplo reemplazando bolsas de plástico por “Bolsas ecológicas reutilizables DECS” en cada compra.

La inauguración de esta celebración y sus actividades corresponde al Plan de Desarrollo Sostenible DECS 2017 y persigue los Objetivos de Desarrollo Sostenible planteados por la ONU (12 de Agosto 2015), para la Agenda 2030.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.