Con motivo de una nota publicada por el Diario Financiero con fecha 26 de septiembre de 2018, en la cual se aborda un supuesto colapso de la justicia laboral en Chile, que habría llevado -entre otras situaciones- a que el Primer Juzgado de Letras del Trabajo de Santiago habilitara dos salas extraordinarias en uno de los juzgados de Familia de Santiago, resulta pertinente revisar las cifras de ingresos en materia laboral de manera de conocer si efectivamente existe un colapso, y en caso que sea así, cuál es su magnitud.

Según indica la propia fuente, y se reafirma por la Dirección de Estudios de la Corte Suprema, en los últimos seis años, el ingreso de causas laborales ha aumentado en un 173% al pasar de las 26 mil causas, en 2009, a más de 72 mil en 2017. Al realizar un «zoom» en la situación del Primer Juzgado de Letras del Trabajo de Santiago, y tal como lo muestra el siguiente gráfico, se observa que efectivamente en los últimos tres años y nueve meses 〈2015 a septiembre de 2018〉, sus ingresos han venido creciendo desde cerca de 1.250 ingresos mensuales, durante 2015, a un promedio de poco más de 1.700 causas mensuales en 2018. Al insertar una línea de tendencia en el gráfico, se puede establecer con bastante confiabilidad 〈R2=0,6781〉 que dicho ingreso podría seguir incrementándose en los próximos meses.

Además, el promedio de días que toma la tramitación de una causa ha crecido consistentemente con el aumento de los ingresos. Así, mientras en 2015 y 2016 el promedio era de 69 días, durante el año 2017 éste crece hasta los 81 días, mientras que en 2018, dicho promedio aumenta aun más hasta los 105 días por causa. Según indica la línea de tendencia del gráfico a continuación, dicho promedio podría seguir creciendo en los próximos meses.

De acuerdo a lo anterior, podría indicarse que efectivamente la justicia laboral en nuestro país está atravesando un periodo de gran carga de trabajo, lo que ha aumentado los tiempos de tramitación. Al respecto, el propio Presidente de la Excma. Corte Suprema ya había manifestado su preocupación al abordar la problemática en su primera cuenta pública, en marzo del presente año:

Para hacer frente a este comportamiento se necesitan nuevos recursos. La obligación de tutelar los derechos de trabajadores y permitir un acceso real al servicio de justicia fundamenta que se instalen nuevos tribunales de la especialidad, pues el diagnóstico de esta judicatura es claro. Así lo sostienen nuestros estudios que prevén un nuevo tribunal de características similares a los actuales. Tenemos, entonces, el desafío de abocarnos a promover los cambios necesarios para hacer frente ahora a esta situación, pues de obviarse estos avisos se pondrá en riesgo esta exitosa reforma.〈1〉

Los antecedentes expuestos, efectivamente, dan cuenta de la necesidad de efectuar ajustes en materia de orgánica, dotación de personal, recursos y otros aspectos en los tribunales laborales de manera de hacer frente a la creciente demanda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.