La presencia de las mujeres en la judicatura chilena

En instancias de trabajo, seminarios, discusiones con actores relevantes, entre otros, una de las primeras consideraciones que surge al plantearse la necesidad de incorporar la perspectiva de igualdad de género en la administración de justicia, es que el Poder Judicial de alguna manera se encuentra en una posición avanzada en materia de paridad entre hombres y mujeres, en base a tres consideraciones: primero, se sostiene que el Poder Judicial es una institución donde existe una alta presencia femenina, en directa alusión a que en sus bases está conformado en su mayoría por mujeres, en segundo lugar, se releva el hecho de que debido a estar conformado principalmente por mujeres, es cuestión de tiempo que la paridad se produzca en las más altas jerarquías y, finalmente, se destaca el hecho de que al existir una escala única de remuneraciones por grado dentro de un escalafón determinado, no existe tampoco el problema de la disparidad de ingresos que se produce entre hombres y mujeres en otras esferas de la sociedad.

Respecto de los puntos antes señalados, el análisis de las bases de datos de administración de personal del Poder Judicial, a diciembre de cada año, desde el año 2005 al año 2016 -a excepción de éste último, el cual considera información actualizada al 30 de noviembre- pueden ser ilustrativos para analizar algunos fenómenos y enriquecer la discusión.

Analizando exclusivamente a los y las integrantes de la Judicatura, esto es, las personas que tienen a su cargo la administración de justicia, se puede observar que en Tribunales de primera instancia el Poder Judicial chileno está constituido principalmente por mujeres.

Si observamos el gráfico siguiente, que materializa la distribución por sexo de los jueces y juezas de Tribunales de primera instancia, veremos que entre el año 2005 y 2016 ha existido un comportamiento de distribución constante lo que se ha traducido en que durante el periodo analizado el 60% han sido juezas mujeres, mientras que el 40% han sido jueces hombres los que han compuesto esta instancia jurisdiccional dentro del Poder Judicial.

Grafico N° 1. Distribución por sexo de jueces y juezas de Tribunales de primera instancia entre 2005 y 2016

En atención a lo anterior, una primera conclusión es decir que efectivamente entre los miembros de la judicatura existe mayor presencia femenina, la que se ha mantenido al menos a lo largo de los últimos 10 años; no obstante, si analizamos la composición distribuida por sexo y competencia en las cuales se desempeñan los jueces y juezas de primera instancia exclusivamente para el año 2016, podemos observar que en las jurisdicciones de familia y cobranza laboral, que cuentan con tribunales reformados, la presencia de mujeres en la judicatura alcanza un 78% y un 71% respectivamente, mientras que en juzgados de garantía y TOP este porcentaje disminuye a un 55% aproximadamente, llegando en los juzgados de letras, no reformados, a existir una mayor presencia masculina, (60% aproximadamente).

Tabla N° 1. Distribución por sexo y competencia de jueces y juezas de Tribunales de Primera Instancia

Mujer Hombre
Garantía 54% 46%
TOP 56% 44%
Familia 78% 22%
Civil 69% 31%
Cobranza Laboral 71% 29%
Letras 41% 59%
Letras del Trabajo 62% 38%
Letras de 2 Jueces 38% 62%
Letras y Garantía 41% 59%

Grafico N° 2. Distribución por sexo y competencia de jueces y juezas de primera instancia

Si observamos ahora, lo que ocurre en las instancias superiores de la judicatura, la situación cambia, o más bien se invierte, tal y como se detalla a continuación.

De un total de 138 Ministros y Ministras de Cortes de Apelaciones el año 2016, el 59% de los ministros de Cortes de Apelaciones fueron hombres, mientras que el 41% fueron mujeres. Si analizamos la evolución de la distribución por sexo desde el 2005 al 2016, observamos que ha existido un ligero aumento del porcentaje de mujeres Ministras en las Cortes de Apelaciones durante el período, el cual se ha mantenido constante en los últimos 5 años.

Grafico N° 3. Distribución por sexo de ministros y ministras de Cortes de Apelaciones entre 2005 y 2016

En la Corte Suprema, la situación es más evidente, ya que si analizamos la evolución de la distribución por sexo de los Ministros y Ministras, desde el 2005 al 2016, observamos que ha habido un aumento considerable del porcentaje de mujeres Ministras en la Corte Suprema durante el período, cuyo porcentaje el 2005 representaba el 5% alcanzando un 26% el año 2016.

Grafico N° 4. Distribución por sexo de ministros y ministras de Cortes Suprema

Los datos anteriores, dan cuenta de que pese a la alta presencia de mujeres en la judicatura, su distribución por sexo está lejos de ser uniforme, mostrando concentraciones mayores en Tribunales de Primera Instancia versus los porcentajes de representatividad alcanzados en Instancias más altas como Corte de Apelaciones o Corte Suprema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.