El 11 de octubre recién pasado se realizó el Seminario Internacional sobre Capacidad Jurídica de personas con discapacidad intelectual, mental y psicosocial en el Salón de Honor de la Corte Suprema. Esta actividad fue organizada por la Dirección de Asuntos Internacionales y Derechos Humanos de la Corte Suprema,  en el marco del Proyecto de Acceso a la Justicia de Grupos Vulnerables, que dirige el ministro de esta Corte, Sr. Lamberto Cisternas, quien inauguró este evento. En esta instancia participaron destacadas expertas en la materia y también se presentó el quinto número de la revista Acceso a la Justicia que aborda el tema de la discapacidad y el acceso a la justicia.

El seminario se estructuró en dos bloques. En el primero, expuso María Ximena Rivas, asesora en materia de discapacidad del Ministerio de Desarrollo Social, quien se refirió a los modelos y paradigmas en materia de discapacidad y el panorama de las discapacidad mental, psicosocial y cognitiva en Chile. A continuación, Paula Silva, abogada integrante del Consejo Nacional de la Discapacidad, se refirió a la capacidad jurídica de las personas con discapacidad en la legislación chilena y al impacto del régimen de incapacidad absoluta, interdicciones y guardas en la vida de las personas con discapacidad y en el reconocimiento y ejercicio de sus derechos.

En el segundo bloque, la Enviada Especial del Secretario General de Naciones Unidas y Accesibilidad, Sra. María Soledad Cisternas, expuso respecto de los estándares internacionales de derechos humanos aplicables respecto de las personas con discapacidad y a los desafíos a nivel nacional para dar plena aplicación al artículo 12 de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad  que obliga a los Estados al reconocimiento de la capacidad jurídica de este grupo de personas «en igualdad de condiciones con las demás en todos los aspectos de la vida». Posteriormente, la Sra. Pamela Molina, Especialista en Discapacidad del Departamento de Inclusión Social de la Organización de Estados Americanos, se centró en el cambio del modelo de sustitución por el de apoyo en la toma de decisiones, los retos para su implementación y experiencias comparadas en América Latina.