En agosto de 2016 la Comisión MARC-TTD de la Cumbre Judicial Iberoamericana se propuso generar un cambio estructural y cultural a largo plazo, de forma de reemplazar la manera en que la ciudadanía y la administración de justicia se relacionan para propender a una cultura de diálogo, otorgando preponderancia a las soluciones no adversariales. La Declaración Judicial Iberoamericana de Justicia Ciudadana y Participativa, da cumplimiento al objetivo propuesto.

Luego de varias sesiones de trabajo colaborativo para preparar un documento consensuado, el jueves 7 de diciembre pasado, en Santiago de Chile, se realizó la V Reunión de la Comisión Permanente de Mecanismos Alternativos de Resolución de conflictos y Programa de Tribunales de Tratamiento de Drogas y/o Alcohol, en la cual se revisó por los comisionados de todos los países el documento denominado Declaración Judicial Iberoamericana sobre Justicia Ciudadana y Participativa. Una vez recibidos los comentarios de los comisionados presentes y por parte de aquellos que intervinieron por vídeo conferencia, el documento quedó afinado y listo para presentarse en la Segunda Reunión Preparatoria que se llevó a efecto en Madrid los días 13, 14 y 15 de diciembre de 2017.
La declaración está estructurada con un preámbulo y diez numerales que tratan sobre:

  1. Justicia para las personas
  2. Hacer efectivos los derechos humanos
  3. Justicia integral
  4. Última alternativa: el proceso judicial
  5. Participación de las personas
  6. Educación para la convivencia en sociedad
  7. Tarea pendiente: establecer un sistema ciudadano de justicia
  8. En ambos sistemas se integran toda la conflictividad
  9. Paz y armonía
  10. Personas en situación de vulnerabilidad

En la declaración los Poderes Judiciales miembros de la Cumbre reconocen la necesidad de hacerse cargo de la conflictividad y la justicia de las personas, adoptando como criterio la efectivización de todos los derechos de las personas e incorporándolas a la solución por medio de mecanismos de participación activa en la transformación del conflicto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.