4. ÚLTIMA ALTERNATIVA: EL PROCESO JUDICIAL.

El sistema institucional y público, a través del proceso constituye la última alternativa, por lo que a través de éste se resolverán aquellas controversias que no pudieron solucionarse mediante los mecanismos alternativos y/o restaurativos o aquellos aspectos del conflicto sobre los cuales todavía no se genera acuerdo. En todo caso, el proceso debe eliminar barreras de acceso a la justicia, sean éstas cognitivas, económicas o procesales, entregando herramientas de gestión de casos a los jueces para que puedan entregar flexibilidad, rapidez y eficacia al procedimiento, adaptándolo a las necesidades de las partes y su conflicto particular.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *