El Pleno de la Corte Suprema, acordó el día 8 de abril, en virtud de la dictación de la Ley 21.226 que “establece un régimen jurídico de excepción para los procesos judiciales, en las audiencias y actuaciones judiciales, y para los plazos y ejercicio de las acciones que indica, por el impacto de la enfermedad covid-19 en Chile”, dictar un texto refundido sobre el funcionamiento del Poder Judicial dada la contingencia que vive el país.

El texto refundo, Acta 53-2020,  consta de tres títulos y treinta artículos en los que se establecen importantes normas que, en opinión del máximo tribunal, le permiten asegurar adecuados estándares de salud pública, sin sacrificar por este hecho su misión institucional. En ese sentido es importante destacar que respecto de la potestad entregada a la Corte Suprema sobre la suspensión de audiencias, se dispone que se entenderán suspendidas todas las audiencias, sin perjuicio de establecerse una serie de limitaciones conforme dispone la Ley N°21.226 en sus letras a y b del artículo 1°, inciso 4°,  calificando además aquellas audiencias que por su urgencia deben realizarse, y por último entregándole al juez de la causa la posibilidad de ampliar el listado respecto de aquellas audiencias “resulten urgentes, en razón de algún peligro inminente para la vida, salud o subsistencia de alguna persona, entre otras situaciones, que pongan en riesgo el respeto de sus derechos”1. Respecto del plazo de la suspensión de las audiencias, regirá en todo el territorio de la República, y se extenderá mientras dure el período de excepción constitucional de catástrofe, por calamidad pública, esto es en principio hasta el 17 de junio de 2020


1 Artículo 19 inciso primero. Acta 53-2020 texto refundido sobre funcionamiento del Poder Judicial durante la emergencia sanitaria nacional provocada por el brote del nuevo coronavirus.