En el marco de proyectos licitados por el Poder Judicial con fondos provenientes del BID, se encargó el estudio “Gestión del Conocimiento” a la Consultora Catenaria, quien se comprometió a entregar un informe que contuviera un diagnóstico PJUD al respecto y, como consecuencia de ello, la formulación de algunas propuestas a ser aplicadas, de forma concreta. Una de estas propuestas consistió la implementación de 4 Comunidades de Práctica, prestando apoyo metodológico en cada una de las etapas necesarias para su conformación (investigación, diseño, implementación y evaluación).

Las Comunidades de Práctica (CoP) constituyen una herramienta que permite gestionar el conocimiento intra y extra organizacional. En consecuencia se ubica dentro del concepto macro de gestión del conocimiento, pudiendo interactuar con otras herramientas del sistema como son lecciones aprendidas y gestión documental.

Algunos de los objetivos pretendidos al conformar una CoP son los siguientes: coordinar y crear sinergia en la institución y/o fuera de ésta, solicitar información a pares, resolver problemas con base a experiencias pasadas o comunes, construir un repositorio de experiencias, compartir la propia investigación, reutilizar recursos para el trabajo actual o el futuro, discutir desarrollos sin barreras geográficas, contar con documentación sobre proyectos y lecciones aprendidas, trazar un mapa de conocimientos e identificar brechas, entre otras cosas.

A partir de esto, se estipuló la creación de una Comunidad de Práctica relativa a derecho ambiental, cuyos avances serán publicados en la medida en que se vaya avanzando en las sesiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.