Con fecha 13 de Septiembre de 2018, César Rojas de profesión conflictólogo, visitó las dependencias de la Dirección de Estudios Corte Suprema, en el marco de la realización de actividades previas al Congreso Mundial de Mediación, realizado en Buenos Aires.

César Rojas, de origen Boliviano participa activamente como miembro de la Red Diálogo Democrático, iniciativa regional de prevención de conflictos y fortalecimiento a la gobernabilidad democrática de la Dirección Regional para América Latina y el Caribe del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo.

Durante el desarrollo del coloquio llevado a cabo en la Dirección de Estudios, César relató su experiencia en materia de resolución de conflictos, especificando la labor que lleva a cabo un “conflictólogo”. Según lo especificado por César, su rol tiene que ver en la resolución de conflictos de carácter social, aportando tanto en la etapa resolutiva como preventiva de éstos.

Una experiencia destacada, según relató el ponente, fue la resolución de conflictos entre dos tribus pertenecientes a una misma etnia. En dicha ocasión, y luego de buscar alguna manera de resolver la situación, César encontró en instrumentos cotidianos (tenedores, cuchillos y cucharas), la manera de hacer que las personas que formaban parte de las tribus rivales, se dieran cuenta hasta donde los había llevado el odio que se tenían mutuamente. Luego de la intervención del conflictólogo, el nivel de hostilidad disminuyó entre ambas partes, siendo catalogado como una de las vivencias más gratificantes vividas durante su carrera.

Además, César comentó el trabajo realizado por la Dirección de Estudios a través de la publicación del libro “Juntos Construyamos Centros de Justicia Ciudadanos” (2015), cuyo eje central se basó en la co-construcción de las bases de una nueva justicia más participativa, accesible, efectiva e integrante. Para llevar a cabo la publicación, se realizó un levantamiento con el objetivo de diseñar una propuesta de Mecanismo Alternativo de Resolución de Conflictos (RAC) de manera colaborativa contando con la participación de distintos actores del mundo académico, social y político, entre otros. La propuesta implica la implementación de un proyecto que contempla una etapa preventiva y una etapa transformativa en materia de resolución de conflictos. Según lo señalado por César, ésta propuesta resulta ser novedosa y vanguardista, sin embargo, aún tiene adeudada la implementación empírica del programa.