Cultura de la Paz

La cultura es un componente esencial en la vida y en general en el desarrollo que encarna el bagaje del pasado y se conjuga con el presente. Es además un ingrediente de la comunicación y de la convivencia intra e internacional y sus diferencias enriquecen la vida y potencian el desarrollo equilibrado entre las identidades e innovaciones y se generan situaciones de pluralismo que sólo pervive y se engrandece en democracia y paz

La cultura, en consecuencia, solo puede desarrollarse en el ámbito del encuentro entre personas pertenecientes a distintos sectores de la sociedad. Son los hombres y las mujeres quienes representan la principal riqueza de la humanidad y que “pueden esclarecernos el sentido del pasado y sobretodo las configuraciones posibles del porvenir” , en la medida que un entorno democrático y pacífico le sirva de sustento y estimule.

Las Naciones Unidas definen la Cultura de Paz, “como un conjunto de valores, actitudes, comportamientos y estilos de vida que rechazan la violencia y previenen los conflictos atacando a sus raíces a través del diálogo y la negociación entre los individuos, los grupos y los Estados

La cultura de paz está basada en los principios establecidos en la Carta de la Naciones Unidas, en el respeto por los derechos humanos, la democracia, la tolerancia, la promoción del desarrollo y la educación para la paz y tiene por objetivo asegurar que los conflictos inherentes a las relaciones humanas se resuelvan de manera no violenta, basándose en los valores tradicionales de la paz y programando acciones globales para su instauración

„Tenemos que pasar de la fuerza a la palabra, tenemos que pasar del músculo al diálogo, tenemos que pasar de ese perverso proverbio de si quieres la paz, prepara la guerra, a decir, si quieres la paz, ayuda a construirla con tu comportamiento todos los días. “

- Federico Mayor Zaragoza-

En definitiva, “una cultura de paz se fundamenta en la dignidad de la persona humana como fuente primigenia de realización plena: en el hecho de que no hay paz si los derechos humanos más fundamentales son ignorados y en la necesidad de dar al ser humano la posibilidad de ser partícipe, actor y promotor de valores universales asumidos que lo identifican como miembro de la colectividad mundial”

Una cultura de paz es un conjunto de valores, actitudes, tradiciones, comportamientos y estilos de vida basados en:

  1. El respeto a la vida, el fin de la violencia y la promoción y la práctica de la no violencia por medio de la educación, el diálogo y la cooperación;
  2. El respeto pleno de los principios de soberanía, integridad territorial e independencia política de los Estados y de no injerencia en los asuntos que son esencialmente jurisdicción interna de los Estados, de conformidad con la Carta de las Naciones Unidas y el derecho internacional;
  3. El respeto pleno y la promoción de todos los derechos humanos y las libertades fundamentales;
  4. El compromiso con el arreglo pacífico de los conflictos;
  5. Los esfuerzos para satisfacer las necesidades de desarrollo y protección del medio ambiente de las generaciones presente y futuras;
  6. El respeto y la promoción del derecho al desarrollo;
  7. El respeto y el fomento de la igualdad de derechos y oportunidades de mujeres y hombres;
  8. El respeto y el fomento del derecho de todas las personas a la libertad de expresión, opinión e información;
  9. La adhesión a los principios de libertad, justicia, democracia, tolerancia, solidaridad, cooperación, pluralismo, diversidad cultural, diálogo y entendimiento a todos los niveles de la sociedad y entre las naciones; y animados por un entorno nacional e internacional que favorezca a la paz

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar