Con fecha 30 de marzo de 2021 y a partir de la presentación realizada por la Asociación de Empleados, de Profesionales y de Consejeros Técnicos del Poder Judicial, el Tribunal del Pleno, dio lugar a lo solicitado por las asociaciones, prorrogando la entrada en vigencia del Protocolo de Manejo y Prevención ante COVID -19 en tribunales y unidades judiciales, hasta el 1 mayo del año en curso (AD 335-2020).

En consecuencia, las administraciones de los tribunales y distintas unidades judiciales, deberán elaborar sus respectivos planes de trabajo a partir del 15 de 2021.

Cabe destacar que la solicitud solo modifica la fecha de inicio del denominado “retorno paulatino” con miras a la instauración de un sistema de trabajo semi-presencial, excluyendo a aquellos funcionarios catalogados dentro del denominado “grupo de riesgo”, el cual contempla:

  1. Edad mayor a 65 años.
  2. Personas con obesidad, tabaquismo, diabetes, hipertensión arterial, cáncer activo, trasplantado, virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), enfermedad autoinmune o tratamiento inmunosupresor por otra patología, personas postradas o personas con patologías respiratorias.
  3.  Mujeres embarazadas.
  4. Personas que tengan a su cargo en su domicilio el cuidado de adultos mayores, o personas mayores de edad o niños, niñas y adolescentes que presenten patologías de riesgo y que no hayan podido vacunarse por su condición médica o edad, debidamente acreditada